LEYENDA

Teresa Berganza presumía de una identidad propia

2022-05-14T07:00:00.0000000Z

2022-05-14T07:00:00.0000000Z

Compania tipografica Yucateca

https://diarioyucatan.pressreader.com/article/282162179813101

IMAGEN

Muere la mezzosoprano Teresa Berganza y deja maravillosas versiones de óperas y zarzuelas. MADRID (EFE).— Teresa Berganza, la mezzosoprano española de fama internacional, falleció a los 89 años, confirmaron ayer fuentes de la familia de la artista. Nacida en Madrid en 1933, Berganza paseó su voz por La Scala de Milán, la Ópera de Viena, el Covent Garden de Londres y la Ópera Metropolitana de Nueva York. Antes de elegir el canto estudió piano, armonía, música de cámara, composición, órgano y violonchelo. Berganza llevó por los escenarios de todo el mundo una extraordinaria técnica que la elevó al podio de los mejores cantantes operísticos del siglo XX, un virtuosismo que ella atribuía no solo a un don innato sino a estudio tenaz y disciplina. La zarzuela fue el género que constituyó uno de sus emblemas musicales, junto a arias de Rossini y Mozart. Junto a Plácido Domingo y otros gigantes de la ópera, como Montserrat Caballé, Victoria de los Ángeles, José Carreras, Pilar Lorengar y Alfredo Kraus, fue galardonada con el Premio Príncipe de Asturias de las Artes. Dedicada a la docencia musical, sobre todo desde finales de la década de 1990, se retiró de las tablas en 2008 tras 58 años, al quedarse sin voz durante un espectáculo. Berganza se divorció dos veces y tuvo tres hijos, una de ellas también cantante: la soprano Cecilia Lavilla. En su voz brillaron los papeles de Cherubino en “Las bodas de Fígaro”, Rosina en “El barbero de Sevilla”, Angelina en “La Cenicienta” y el de la mejor “Carmen” de Bizet. Solo se quedó “con las ganas” de cantar “Tosca”, de Puccini, y “La Traviata”, de Verdi. La mezzo madrileña presumía de no haber forzado nunca su voz, algo que intentaba inculcar a sus alumnos, y de ser una artista con personalidad propia. Teresa Berganza siempre cantó para el público, en un acto de “amor, de entrega y de humildad”, recalcaba.

es-mx