La falta de agua desata protesta

El Ayuntamiento llama al diálogo con los vecinos

EMANUEL RINCÓN BECERRA

2022-05-18T07:00:00.0000000Z

2022-05-18T07:00:00.0000000Z

Compania tipografica Yucateca

https://diarioyucatan.pressreader.com/article/281921661651920

GOBIERNO

Cansados por la falta de presión en el suministro del agua de la red municipal, vecinos de la comisaría meridana de Santa Gertrudis Copó la mañana de ayer protestaron por la desatención de las autoridades. También porque al parecer la instalación de una nueva bomba de mayor capacidad para el sistema tiene como propósito favorecer los desarrollos inmobiliarios que cuentan con sistemas de captación más eficientes y acaparan más agua que toda la comunidad originaria. Leidy Eloina Cocom Valencia, comisaria municipal de Santa Gertrudis Copó, habló en nombre de los vecinos reunidos en las instalaciones de bombeo. La protesta se dio en la víspera de un cambio en la bomba que extrae agua del pozo y la envía al tanque central para su distribución, una solución que no satisface a los vecinos originarios del lugar porque, afirman, la capacidad no será suficiente. Lo más grave, según explicó la comisaria, es un equipo al parecer donado por uno de los desarrolladores de la zona para asegurar suministro suficiente de agua en su proyecto inmobiliario. La comisaria aseguró que en 2019 fue amenazada de muerte por un desarrollador de nombre Ricardo Capetillo, por oponerse a la presencia de desarrollos de alto impacto en Santa Gertrudis Copó; por ese hecho se puso una denuncia ante la Fiscalía sin que hasta el momento avance la investigación. Según se explicó en esta reunión, la comisaría de Santa Gertrudis Copó entró en un crecimiento desmedido desde hace 10 años. Más tarde desarrolladores de proyectos inmobiliarios de alto impacto (varias viviendas en un mismo espacio) comenzaron a edificar, sin que la red hidráulica municipal que abastece de agua a la comunidad fuera reforzada o modernizada. El desabasto intermitente y la poca presión para que el agua suba a los tinacos de los hogares generaron descontento entre los pobladores, el cual se ha acrecentado con la actual temporada de calor. El sistema suministra unos 20 litros por segundo, pero solo opera unas horas tres veces al día para atender a 541 usuarios registrados. “Nosotros, pobladores de toda la vida de nuestra comisaría, 350, pagamos $11 mensuales por el servicio de agua, no hay medidores”. “Por esa misma cuota el desarrollador se conecta a la red y obtiene agua para abastecer todos los inmuebles (algunos son departamentos en condominio). No es justo, no es parejo y no es igual, los perjudicados como siempre somos nosotros”, advirtió.—

es-mx