Entre la exoneración y los enmascarados

MARCELO PÉREZ RODRÍGUEZ ( * ) ————— (*) Profesor marpero53@ yahoo.com.mx

2022-05-18T07:00:00.0000000Z

2022-05-18T07:00:00.0000000Z

Compania tipografica Yucateca

https://diarioyucatan.pressreader.com/article/281973201259472

PAGINA EDITORIAL

Lamentablemente cuando hay denuncias contra funcionarios de alto nivel por delitos de abuso de poder, conflicto de intereses y en general de corrupción, sean fiscales, jefes policíacos, presidentes municipales o gobernadores, el manejo de las leyes se realizan de forma preferencial, se retrasan las investigaciones y se buscan resquicios legales para aminorar las faltas o darle carpetazo al asunto. En nuestra entidad hay muchos ejemplos de funcionarios, presidentes municipales y gobernadores que no reciben castigo por los abusos y corrupción. Y no por las deficiencias de las leyes, sino por las formas preferenciales de aplicarlas y de otorgar justicia. Son las manos de jueces prestidigitadores los que modifican expedientes, los escenarios o buscan recovecos jurídicos para eliminar pruebas o señalar que éstas se obtuvieron ilegalmente, así esas pruebas culpen en realidad al acusado. Lo reciente que ha sorprendido en la aplicación de la justicia es la exoneración del ex fiscal del Estado Wílberth Cetina Arjona, por parte de la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción, pues después de más de un año de investigaciones y de analizar el caso ahora el titular de esa dependencia, José Enrique Goff Ailloud, decreta “el no ejercicio de la acción penal a favor de Cetina Arjona” De nada sirvieron los audios y demás datos publicados por el Diario en donde el fiscal de ese entones hacía alarde del gran poder que tenía al ser amigo cercano del gobernador, “la oportunidad de hacer lana”, así como manejar al Poder Judicial, las relaciones con traficantes de tierras ejidales y el caso de un soborno millonario. El señor Goff Ailloud tardó más de un año para concluir que las grabaciones, que mostraban el abuso de funciones, enriquecimiento oculto, tráfico de influencias, conflicto de intereses, cohecho y demás, carecían de valor porque no se aportaron voluntariamente, son “pruebas ilícitas”, pues vulneran “el derecho a la inviolabilidad de las comunicaciones”. Ante esto, los funcionarios corruptos podrán por teléfono confesar sus estrategias de enriquecimiento o en vídeos mostrarse cometiendo algún delito, pero serían inocentes si esas pruebas se entregan sin el permiso del acusado. Es la lucha contra la corrupción en la entidad. FUNCIÓN NOTARIAL DEGRADADA Desde hace varios años han surgido denuncias por las irregularidades, abusos y actos deshonrosos de algunos notarios, pues con esas acciones ilegales han realizado negocios millonarios. Sin embargo, no hay fuertes sanciones, suspensión por varios años, menos la revocación de la patente por esos actos faltos de probidad, legalidad y honradez. Ante tantos escándalos sobre esos oscuros negocios de algunos notarios, el gobierno estatal ha enviado al Congreso del Estado una iniciativa de reforma a la Ley del Notariado para poner orden esta función “degradada”, pues según las autoridades estatales un 10 por ciento de los fedatarios son los causantes de la “mayoría de las irregularidades detectadas”. Sin embargo, algo sorpresivo ocurrió ante la denuncia en contra del fedatario Luis Silveira Cuevas por el otorgamiento de reciente poder ilegal a unas personas, aunque hay otro poder irregular dado por el mismo notario. Para la jueza Ileana Domínguez Zapata no se vincula a proceso al notario porque el Ministerio Publico no aportó los elementos suficientes, pero lo inverosímil fue al declarar que el notario pudo haber sido engañado por personas que “usaron máscaras de látex”. Esto es para Ripley. ¿Cómo es posible que el profesional al estar frente a las personas con sus respectivas identificaciones no se diera cuenta de las supuestas máscaras que simulaban el rostro de otras personas? Es difícil engañar a un notario, el problema es que algunos se dejan engañar y dan fe y firman sin que las personas estén presentes y sin identificaciones, porque esto reditúa jugosos dividendos. Por eso, esta noble profesión se ha degradado por la ilegalidad y falta de honradez de unos. En este caso la Fiscalía General del Estado presentó una apelación por el fallo de la jueza y su increíble argumento de película por el supuesto engaño al fedatario. IMAGINACIÓN Es sorprendente cómo las autoridades vuelan la imaginación y para proteger a los funcionarios corruptos crean escenarios inverosímiles, minimizan las pruebas o las descalifican para suavizar las acusaciones y exonerar a los culpables. En la exoneración del ex fiscal y la no vinculación a proceso del notario, supuestamente timado por los enmascarados, la dama imparcial que conocemos como justicia, con una venda en los ojos, en la mano izquierda la balanza que simboliza la igualdad y en la derecha la espada que representa la fuerza, fue suplantada por un personaje llamado impunidad, al utilizar una máscara de látex con rostro de la justicia. No es posible que la justicia se manipule tanto y el gobierno cobije tantas irregularidades, abusos y corrupción. ¿Tenemos un gobierno de muchas máscaras de látex?— Mérida, Yucatán

es-mx