Ingreso Básico Universal

ALBERT MARTIN BAENA REGEL ( * ) albert-baena@hotmail.com

2022-05-19T07:00:00.0000000Z

2022-05-19T07:00:00.0000000Z

Compania tipografica Yucateca

https://diarioyucatan.pressreader.com/article/282063395574914

LOCAL | PÁGINA EDITORIAL

El Ingreso Básico Universal (IBU) es una de las políticas sociales más ambiciosas de nuestros tiempos. Hoy día está tomando un interés creciente y varios países están considerándolo como una alternativa para el bienestar o beneficencia social, así como minimizar el impacto negativo de nuestra actividad industrial en el planeta tierra. IBU es un pago en efectivo incondicional que el gobierno otorga a intervalos regulares a todos los residentes, independientemente de sus ingresos o situación laboral. De este modo se transfiere la riqueza de una sociedad mientras mantiene el libre mercado intacto. Esta idea no es nueva, pero ha visto un mayor apoyo durante los últimos 2 años, sobre todo con la pandemia de Covid-19, que sin duda alguna destacó la necesidad de un sistema administrativo simple que pueda continuar apoyan————— (*) Director Óox – Beh do a las personas a través de cambios rápidos e incertidumbre. Los ensayos a pequeña escala del IBU muestran que cuando se aplica, el nivel educativo mejora, los costos de atención médica disminuyen, el espíritu empresarial aumenta, al igual que la felicidad autoinformada. Sin embargo, IBU hace más que eso: podría romper el vínculo entre trabajo y consumo. Según un estudio llamado “Diseño de Políticas para el Antropoceno” de Nature Sustainability de 2019, romper esto podría, si se maneja con cuidado a lo largo del tiempo, reducir drásticamente los impactos ambientales al desacelerar la rutina de producir y consumir cosas que actualmente alimenta el crecimiento económico sin trabas. Podríamos trabajar menos y consumir menos, y aun así satisfacer nuestras necesidades. “El miedo al futuro” se desvanecerá, lo que significa que no tendríamos que trabajar cada vez más por miedo a no tener trabajo en el futuro. Esto es especialmente importante ya que la automatización y las máquinas inteligentes competirán cada vez más con los humanos por la mayoría de los trabajos. Además, este tipo de asistencia, aseguran sus promotores, compensa la pérdida de puestos de trabajo frente a la mencionada automatización, además de incrementar nuestra felicidad y de resolver muchos de los problemas sociales relacionados con la pobreza. Por la forma en que está construida nuestra sociedad, es muy difícil escapar de la pobreza. Tener las necesidades básicas satisfechas hace que sea mucho más fácil para las personas utilizar sus ingresos para mejorar sus vidas. Sin duda, el Ingreso Básico Universal será difícil de poner en marcha. Es importante considerar imparcialmente los pros y los contras, las razones por las que no se ha aplicado de forma generalizada hasta ahora y los motivos que podría hacerla viable. Más allá de su costo, un factor clave que complica es que no aparecería de la nada. Tendría que encajar y complementar los programas de asistencia social existentes y se necesitan normas para evitar cobrar una doble prestación. La alternativa a no disponer de una Renta Básica Universal, según menciona Noticias ONU en 2020, es el incremento de la probabilidad de que se produzcan disturbios sociales, conflictos, migraciones masivas incontrolables y la proliferación de grupos extremistas o grupos delictivos organizados como en el caso de México. Es en este contexto que debemos considerar seriamente la posibilidad de aplicar un IBU bien diseñado, de modo que las crisis puedan golpear, pero no destruir y que podamos seguir en relativa armonía con el planeta tierra.— Mérida, Yucatán.

es-mx