Por explosión, crió sola a sus 4 hijos

Ni indemnización por el deceso de su esposo recibió

GABINO TZEC VALLE

2022-05-19T07:00:00.0000000Z

2022-05-19T07:00:00.0000000Z

Compania tipografica Yucateca

https://diarioyucatan.pressreader.com/article/282969633674370

YUCATÁN | CENTRO/NORTE

PROGRESO.— El 25 de mayo de 2001 ocurrió una explosión en el yate “La gitana” y ocasionó un incendio que alcanzó a mi esposo, Abelardo Pacheco Hernández, quien fue internado en el hospital O’Horán, donde a consecuencia de las quemaduras falleció el 6 de junio de ese año, recuerda la viuda Guadalupe Contreras Rodríguez. El yate, rememora, estaba en una marina de Yucalpetén donde su marido trabajaba como pintor, y él hacía trabajos de mantenimiento a la embarcación de recreo cuando sucedió la explosión. Guadalupe Contreras, originaria de Comitán de Domínguez, Chiapas, y de 50 años de edad, conoció a su esposo en Isla Mujeres, se casaron y se establecieron desde hace 30 años en la comisaría de Flamboyanes, donde vive en una casa que le dejó su cónyuge y que tiene los techos en mal estado. Al morir su esposo, quedaron huérfanos sus hijos, de 4, 6, 7 y 9 años de edad, así que para sostenerlos ella lavaba y planchaba ropa ajena, laboró como ayudante de mecánico, vigilante, “pero nunca de mesera, como lo hacían muchas mujeres que llegaron a radicar en Flamboyanes”. La mujer dice que no recibió indemnización por la muerte de su esposo ni ningún apoyo, así que trabajó para alimentar, dar ropa y educación a sus hijos. Uno de sus hijos ahora labora en la Guardia Nacional, otro vive en Ciudad de México, una de sus hijas se casó y formó su hogar, y la más pequeña labora como encargada de una tienda. Guadalupe Contreras señala que ya cumplió con su deber de mamá, luchó para que sus hijos salgan adelante y la fecha del accidente de su esposo la tiene siempre presente, así como el día que murió.—

es-mx